top of page

Descubre nuestras cartas

Menú Gastromercat

Caldo de verduras a la brasa, hierbabuena ECO  * Alérgenos: Sulfitos

Piel de bacalao, brandada 

Boquerón de Castellón, almendra y encurtidos  

Tartaleta de verduras del mar y del huerto

Taco de cap i pota de ternera con gambita y kimchi

Pata de pollo a l´ast

Tomate de penjar, sardina de bota y ajos a la brasa

Clóchina valenciana, bollit de codium, tomate y pepino encurtido

Helado de espárragos, blancos y verdes

Gamba roja de Castellón, cardamomo y coliflor

Perdiz escabechada con foie gras, sopa de maíz especiada

Arroz de montaña , con pelota, setas y trufa

Velouté de pescado de lonja, sobre un guiso de callos de bacalao y guisantes

Lomo de corzo , remolacha a la sal, berenjena

Cítric

Helado de mantequilla con sal, chocolate

 

 

115€ por persona

IVA incluido

Bebida no incluida

 

Una apuesta firme por la SOSTENIBILIDAD

Cal Paradís se nutre de los hábitos de una dieta mediterránea basada en las bondades del mar y de la montaña. Un rescate emocional de la cocina de antaño y los sabores entrañables arraigados a la memoria, plasmados en un producto de proximidad con el valor añadido de la innovación y el respeto al medio natural. La propuesta gastronómica concentra un auténtico devocionario por el uso de variedades locales autóctonas como la judia “roget” o la “tomaca de penjar” origen de un legado atemporal. La apuesta por la sostenibilidad implica a toda la cadena de producción desde el abono natural a la recolección de una huerta propia regada con agua de la cenia para cosechar el mejor producto ecológico. Cal Paradís trabaja con productores locales en aras de la economia circular, evitar cero emisiones de CO2 y en los procesos organizativos un nulo residuo en la huella de carbono. Sus excedentes de las huertas se aprovechan para la elaboracion de conservas de frutas y verduras de temporada, a su vez los residuos del aceite se reciclan para no generar impacto medioambiental. El boletus edulis y la trufa valenciana proceden de los bosques contiguos al Penyagolosa y a las Sierras del Maestrazgo. Su recetario imprime un orgullo de pertenencia a la cultura gastronómica del interior forjada en la transparencia, la sencillez y un carácter vital extemporáneo al hedonismo en su undécimo reconocimiento como Estrella Michelin. La obtención del certificado de cocina eficiente y sostenible otorgado por Repsol reafirma su compromiso medioambiental. Su misión en la gastronomia es revalorizar la despensa natural basándose en una mirada cómplice a la luna, el agua de lluvia, el viento y el sol. Las placas solares de su tejado obedecen al ahorro de energia y a mitigar la acción del cambio climático. Una propuesta gastronómica que respeta los valores de la madre tierra, sin duda sumando a la conciencia colectiva de cuidar el planeta.

bottom of page